Terapia de ondas de choque…un poco de historia

En los últimos años ha aumentado considerablemente el tratamiento de patologías musculo esqueléticas a través de ondas de choque extracorporales, convirtiéndose en una herramienta eficaz para los fisioterapeutas, como técnica no invasiva, en el tratamiento de tendinopatías con y sin calcificación, fascitis plantar y retardos de consolidación ósea e inclusive en el tratamiento de afecciones neurológicas, siendo en ocasiones una alternativa real a la intervención quirúrgica.

La evidencia científica existente sobre los efectos biológicos producidos por la aplicación de ondas de choque, junto con la observación de la evolución clínica y la literatura disponible, abren la puerta a la realización de nuevos estudios clínicos que apoyen la efectividad de esta técnica, avalándola como tratamiento de elección para numerosas patologías.

Los efectos de las ondas de choque, en el cuerpo humano se hicieron evidentes durante la Segunda Guerra Mundial. La explosión de cargas de profundidad cerca de los seres humanos provocó una alteración pulmonar, a pesar del hecho de que no había signos de trauma físico externo. Esto llevó a los científicos a creer que la onda de choque experimentada incluso a distancia de la explosión creó daños en el tejido pulmonar vulnerable (Krause, 1997).

maxresdefault

En la década de 1950 hubo una oleada de estudios sobre el uso de la onda de choque en la medicina. Los experimentos de laboratorio habían demostrado que las ondas de choque podían desintegrar la cerámica cuando se disparaban a través del agua.

Durante la década de 1960 y principios de la década de 1970, el departamento de Defensa alemán investigó los efectos de las ondas de choque en los animales. Estaban particularmente interesados ​​en las ondas de choque de alta energía y observaron los efectos secundarios de la onda de choque al pasar a través de los tejidos blandos. Observaron que los efectos secundarios de bajo nivel, eran un peligro en el pulmón, el cerebro y los órganos abdominales. Describieron que la mejor forma de aplicar ondas de choque al tejido vivo, era a través del agua o un gel a base de agua, ya que hay muy poca disipación de ondas de choque energía a través del agua (Haeusler y Kiefer, 1971).

La primera desintegración de contacto no directo de un cálculo renal, fue descrita en 1971 por Haeusler & Kiefer. En 1980, una máquina prototipo, The Dornier Lithotripter HM1, trató al primer paciente con cálculos renales (Chaussy et al, 1980).

Desde 1985, otros órganos tales como la vesícula biliar, el conducto biliar, el páncreas y las glándulas salivales se han tratado con ondas de choque (Iro y col., 1989, Iro y col., 1992, Sauerbruch y col., 1986, Sauerbruch y col., 1987).

En 1986, se utilizó un prototipo de litotriptor, que no necesitaba un baño de agua. Las máquinas más recientes funcionan sin la necesidad de un cuerpo de agua y a menudo están equipadas con sistemas de localización por rayos X o ultrasonidos.

Durante los siguientes 10 años, los equipos de ondas de choque se probaron y se han usado para tratar trastornos ortopédicos, que incluyen fracturas sin consolidación, pseudoartrosis, osteocondrosis y diversas tendinopatías (Haupt, 1997).

Debido a que los equipos de ondas de choque originales se diseñaron para su aplicación en urología, pero ahora habían encontrado un lugar en la medicina ortopédica, hubo una necesidad inmediata de desarrollar un dispositivo de ondas de choque ortopédico específico. La investigación de los años 90 sobre los espolón calcaneo y la epicondilitis, condujo al desarrollo de muchos nuevos dispositivos de ondas de choque con una durabilidad enormemente aumentada.

La terapia de ondas de choque, continúa aumentando su popularidad, pero sigue siendo una tecnología relativamente nueva para la medicina ortopédica. El tratamiento se describe con muchos nombres, el más popular es la terapia de ondas de choque o, más correctamente, la terapia de ondas de choque extracorpóreas.

Y tu…¿en que patologías usas ondas de choque?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s